Suzhou, la Venecia de China

Después de visitar de Hangzhou tomamos un bus para ir a la ciudad de Suzhou y hacer una etapa de dos días. Habíamos escuchado hablar de esta ciudad y de sus sus canales, y como está de camino hacia Shanghai decidimos hacer una parada. Entre Hangzhou y Suzhou hay más o menos 1h30 de camino dependiendo del tráfico (por el bus pagamos 73 RMB, 10€ por persona) y el trayecto fue muy bien!

¿Dónde dormir en Suzhou?

Esta vez, como era una ciudad más barata, decidimos dormir en un hotel (sí sí, uno de verdad!). Nos quedamos en el Hi Inn Guanqian Branch, que es un hotel básico pero perfecto para nosotros. Cuarto de baño privado, acceso wifi y televisión en la habitación. Nos gustó, pero lo único negativo es que los recepcionistas fueron incapaces de ayudarnos para nada! Les preguntamos porque queríamos ir en bus hasta Shanghái, y ellos nos contestaban que sólo era posible hacerlo en tren… O lo hacían por molestar o para hacernos pagar más. Pero lástima por ellos, pudimos encontrar la información nosotros solos!

Durante nuestra estancia en Suzhou quisimos descansar un poco. Hicimos un poco menos de visitas turísticas de lo habitual y aprovechamos para pasear a nuestro ritmo y descansar de las dos semanas que ya llevábamos caminando por China.

Qué ver en Suzhou

Estas son las actividades que hicimos durante nuestros dos días en Suzhou:

Museo de los Jardines de Suzhou

Paseando por la zona del Museo de Suzhou, nos encontramos por azar con esta bonito museo (y gratuito!). Un poco escondido entre el Museo de Suzhou y el Jardín del Humilde Administrador, el Museo de los Jardines explica los diferentes estilos y procesos de construcción de los jardines de la ciudad. Aunque la información no es siempre súper interesante, el conjunto de edificios es muy bonito y agradable!

photogrid_14778761064661photogrid_14778761493221

Museo de Suzhou

Es un gran museo (también gratuito!). La cantidad de visitantes está limitada por lo que tendréis que hacer un poco de fila para entrar (pero hey, bienvenidos a China!). En el museo hay varias galerías con temas distintos (cerámica, porcelana, pintura, etc.) pero para nuestro gusto el museo no es muy dinámico (vimos un montón de objetos pero con poca información, nos aburrimos rápido). La parte más interesante (y también la menos visitada) se sitúa después de la parte moderna del museo. La parte antigua es un conjunto de bonitos patios y edificios en madera muy bien conservados. Está genial para ir a perderse un buen rato!
De manera general el museo está bien, pero hay muchísima gente (no podíamos leer la información tranquilamente, había niños gritando…). Si lo queréis ver con tranquilidad, evitad el fin de semana (y atención, está cerrado los lunes).

photogrid_14778759245881

photogrid_14778759814951

Pasear por la calle Pingjiang (con sus canales)

Inevitable en Suzhou, Pingjian Road es la calle más típica de toda la ciudad. La recorrimos por completo. Al lado hay unos canales por donde circulan las barcas tradicionales. Aquí entendimos por qué a Suzhou la llaman por aquí “La Venecia China”! En esta calle hay muchas tiendas, cafés, restaurantes. Es agradable para dar una vuelta, y de hecho es el lugar que más nos gustó en Suzhou! Sin embargo, tened un poco de cuidado: es una calle peatonal pero en China las motos tienen derecho a circular por medio y no conducen precisamente despacio (más de una vez estuvimos a punto de chocarnos!).

photogrid_14778762352501photogrid_14778762875971

photogrid_14778763456371Jardín del Bosque del León

Hay varios jardines conocidos en Suzhou (el Jardín del Humilde Administrador, el Jardín del Maestro de las Redes, etc.). Queríamos ver solo uno y decidimos que el del León estaría bien porque el precio es razonable (40 RMB por persona, 5,30€) y el jardín es bastante grande. Nos gustó este jardín con sus piedras de formas irreales, los canales y el pequeño lago. Es un lugar encantador e interesante, lo único es que hay mucha gente.

photogrid_14778757576891

photogrid_14778758141411

Calle comercial Guanqian

Nuestro hotel estaba muy cerca de esta calle peatonal, así que decidimos ver un poco lo que vendían por allí. Hay tiendas como Zara, etc. pero también marcas que no conocíamos (chinas). Cuando fuimos subiendo la calle nos encontramos con el templo taoísta Xuanmiao. Hicimos algunas fotos de la entrada pero no quisimos entrar.
Siguiendo un poco la calle hay como un mercadito donde venden especialidades de China. Todas las vendedoras llevan el mismo vestido tradicional. Compramos dulces de sésamo, muy ricos!

photogrid_14778764837451

Suzhou

Calle de los Snacks

Es un poco como la calle de Snacks de Pekín, una calle llena de puestecitos donde encontraréis mil cosas para comer! En Suzhou venden comida más típica que en Pekín, comen muchísima carne, y casi no hay verduras. Nosotros comimos por primera vez patatas en China! Sí sí, de verdad! Las comimos con mucho gusto para cambiar del arroz y los tallarines! Estaban salteadas con ajo y especies. Estaba rico pero un poco picantes (no demasiado, lo justo para notar donde estaban nuestras papilas gustativas!). También nos sorprendimos de ver lo que comen los chinos. En Pekín pensábamos que vendían cosas sólo para atraer a los turistas, pero aquí en Suzhou vimos comer a la gente de por aquí, y ellos comen pies de pollo (con uñas y todo), patitos enteros (con su cabecita y su pico) y muchas cosas sorprendentes (digámoslo así). Para ser sinceros, nosotros nos conformamos con nuestras patatas picantes!

Suzhou fue una bonita etapa de nuestra vuelta al mundo, pero para ser honestos si tuviéramos que escoger, escogeríamos Hangzhou. Para nosotros la ciudad tiene más encanto y muchas más cosas que hacer. Pero un día en Suzhou de paso hacia Shanghái está muy bien!
Después de estos días, nos pusimos en dirección a Shanghái para nuestra última etapa en China!

Like this?/Vous avez aimé?/Te gusta?

2 opiniones en “Suzhou, la Venecia de China”

  1. Lo explicais tan bien que parece que hacemos el viaje con vosotros.
    Es todo muy interesante,pero para disfrutarlo plenamente habría que viajar como vosotros.
    Aprovechamos para felicitar a Anais desde la otra punta del mundo.
    Esperamos que pases un feliz día el próximo día 6.
    Muchos besos y a seguir escribiendo para darnos mucha envidia.

     
    1. Muchas gracias por vuestro comentario! Nos alegramos de poder haceros viajar desde nuestro blog! Gracias también por la felicitación!
      Seguiremos escribiendo, por supuesto!
      Anaïs y Alberto

       

Comentarios cerrados.