Sídney: nuestros últimos días en Australia

Sin casi darnos cuenta ya estábamos en Sídney, la última etapa de nuestro road trip desde Brisbane! Después de dos días de senderismo en la naturaleza en las Blue Mountains, pasamos nuestros últimos dos días en Sídney, la mayor ciudad australiana, desde donde cogimos nuestro vuelo en dirección de América Latina para continuar nuestra vuelta al mundo.

Podríamos decir que acabamos nuestro viaje por la costa este de Australia con un broche de oro, porque nos encantó Sídney! Aunque no es la capital oficial (es Canberra), Sídney es la mayor ciudad del país con sus 5 millones de habitantes. También es una de las ciudades más antiguas de Australia, fundada en 1788 por los ingleses.

Dónde dormir en Sídney

Una vez más, escogimos un AirBnb, ya que las veces anteriores nos gustó mucho el sistema y los australianos están muy acostumbrados. Conocimos mucha gente y nos encantó. En los albergues hay siempre turistas y el ambiente es muy distinto. Y además, AirBnb es en general más barato que los hosteles! Encontramos uno a 30 minutos en tren del centro de la ciudad, lo cual era perfecto!

Cómo moverse por Sídney

El sistema de transporte público de Sídney es muy eficaz. El metro, el tren, los buses, incluso el ferry… aquí todo funciona muy bien y es bastante fácil de entender. Además, si utilizáis Google Maps podréis encontrar toda la información necesaria para desplazaros. Si no, podéis visitar la web de la ciudad para encontrar el itinerario fácilmente.

Para pagar utilizaréis una Opal Card, tanto recargable (si váis a utilizarla varias veces) como unitaria. Sabiendo que en el centro de Sídney todo está bastante cerca, nosotros elegimos tarjetas unitarias. El precio cambia dependiendo de la distancia recorrida.

Qué hacer en Sídney en 2 días

Llegamos a Sídney a mediodía (desde las Blue Mountains). Así que aprovechamos el último día que teníamos nuestro coche de alquiler para ir a visitar las playas de la costa de Sídney y después devolver el coche por la tarde. Para el segundo día en Sídney, visitamos el centro de la ciudad. Seguidnos, allá vamos!

Día 1 en Sídney: las playas del este y el Coastal Walk

Hay varias playas al este de Sídney, entre las cuales destaca la conocida Bondi Beach. Pero si nos conocéis ya un poco, sabréis que no nos gusta mucho eso de tirarnos en la playa durante horas. Así que habíamos planeado recorrer el Coastal Walk, un camino que une las playas de Coogee Beach y Bondi Beach pasando por varios lugares muy bonitos.

Así que aparcamos cerca de Coogee Beach y comenzamos a caminar… pero en verano en Sídney puede llegar a hacer muchísmo calor! Pronto nos dimos cuenta de que no íbamos a poder recorrer todo el camino hasta Bondi Beach a pie! Hacía mucho calor! Nos dimos media vuelta y volvimos al coche. Al final terminamos por visitar todos los lugares que nos interesaban (calas y playas) con el aire acondicionado. Mucho más fácil y fresquito!

Visitamos las playas de Gordons Bay, Clovelly Beach, Bronte Baths, Marks Park y después caminamos hasta Bondi Beach y su impresionante piscina de agua de mar.

Después de este bonito día, fuimos a devolver el coche de alquiler cerca del aeropuerto (está muy cerca del centro de la ciudad), y desde allí cogimos un tren para regresar al AirBnb.

Día 2 en Sídney: el centro de la ciudad o CBD

¡Se despertó un día precioso! El sol brillaba, el café estaba listo, y nosotros también! Así que cogimos el tren hacia el centro de Sídney y nos preparamos para aprovechar al máximo nuestro último día en Australia! Bajamos en la estación de Circular Quay, en pleno centro del CBD (Central Business District, es decir, el centro).

Desde Circular Quay vimos por primera vez la esperadísima Opera House y el Harbour Bridge! Estábamos súper contentos de descubrir por fin la ciudad, que marcaba exactamente la mitad de nuestra vuelta al mundo! Pasamos rápido por delante de los ferries que esperaban delante de la estación para ir a ver la Opera House.

¿Sabíais que la Opera House de Sídney estuvo a punto de no existir nunca? Pues sí, el monumento más famoso y símbolo de la ciudad está construído en un terreno que pertenecía a una tribu aborigen. Después de un montón de polémica, la Opera House de Sídney fue finalmente inaugurada 16 años después de empezar su construcción!

Hoy se dice que representa un velero, o una ola del océano, o incluso una concha. Nosotros personalmente no le dimos muchas vueltas, simplemente intentamos disfrutar del momento y de la belleza del edificio! Se puede pasear alrededor de toda la Ópera, y a veces también visitar el interior (por desgracia, cuando fuimos nosotros estaba cerrado porque al día siguiente se celebraba la fiesta nacional de Australia!).

Al otro lado de la bahía, el Harbour Bridge, segundo símbolo de la ciudad, une el CBD con los barrios del norte de Sídney (menos turísticos). Fue construído en 1932 y es realmente enorme! Nos dijeron que para su construcción tuvieron que destruir una parte de la ciudad. El barrio que está a los pies del puente es hoy el antiguo Sídney, más conocido como The Rocks.

Seguimos visitando este famoso barrio de The Rocks, que nos encantó! Está muy bien conservado, con calles adoquinadas, casas antiguas y varios restaurantes y bares muy chulos. Llegamos hasta el hotel Park Hyatt para hacer una foto del Opera House, y después bajamos por las callecitas a la sombra (hacía mucho calor ese día). Encontramos el The Rocks Discovery Museum, un museo gratuito que explica la historia del barrio. Muy interesante!

Después de una pequeña pausa para comer (podéis descubrir el lugar en la sección Dónde comer, un poco más abajo), seguimos hacia el sur por la George Street, hasta el Queen Victoria Building (QVC), un antiguo edificio de finales del siglo XIX. Hoy es un gran centro comercial de 4 pisos en el que paramos para descansar un poco del calor del verano australiano.

Una vez que habíamos repuesto fuerzas, fuimos a visitar Darling Harbour, un puerto deportivo muy activo con un montón de tiendas. Una vez más, por los preparativos de la fiesta nacional del día siguiente, algunos lugares estaban cerrados al público. Nos quedamos un rato allí viendo el vaivén de los barcos y de los australianos. Aquí podréis también visitar el aquarium de Sídney, el museo de cera, el museo marítimo nacional e ir de shopping a lo largo de todo el puerto!

Antes de volver al apartamento, pasamos por delante de la Sydney Tower, con sus 305 metros de altura (la seguna torre más alta del hemisferio sur, 20€ para subir) y Saint Mary’s Cathedral.

Dónde comer en Sídney

Ya que los restaurantes en Australia eran bastante caros para nuestro presupuesto de vuelta al mundo, sólo quisimos probar dos restaurantes en Sídney. Por cierto, podemos recomendaros los dos, porque estaban muy bien!

  • Soul Burger Randwick: un buen restaurante de hamburguesas vegetarianas que nos gustó! Tienen 12 hamburguesas diferentes, varios tipos de patatas fritas (aparte) y bebidas bastante originales (cerveza de gengibre, milkshake de leche de coco…). Hay varios en la región, y nosotros probamos el que está más cerca de Coogee Beach.

  • Playfair Café: una sandwichería en el barrio de The Rocks, comimos en su terraza. Cogimos un par de sándwiches y un milkshake de plátano. No estaba mal!

Y así terminó nuestro viaje en Australia. Nos encantó Sídney, aunque tuvimos mucho calor. Es una ciudad moderna, pero a la vez con una historia interesante, un lugar donde nos sentimos bien y donde nos encantó pasear por sus playas y calles!

Like this?/Vous avez aimé?/Te gusta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *