Seminyak, unos días de descanso antes de Navidad

Nuestra primera etapa en Bali fue Seminyak. Después de haber atravesado la isla de Java, subido al volcán Bromo y haber alucinado en colores en el bus que nos llevó hasta Bali, decidimos tomarnos unos días de descanso mientras esperábamos a nuestra familia, que llegaría unos días más tarde para las fiestas de Navidad.

Cómo llegar a Seminyak

Todo depende de dónde llegues, pero en general será en taxi desde el aeropuerto o otro lugar. Bali está más desarrollado que Java con respecto al turismo, por lo que será más fácil (pero más caro) desplazarse. Nosotros, como ya habéis podido leer en nuestro artículo sobre el volcán Bromo, llegamos en bus público hasta Mengwi, y después buscamos un taxi para llegar hasta nuetro hotel (250 000 IDR, 17€ por coche que negociamos).

Dónde dormir en Seminyak

Nuestra prioridad número 1 era tener un lugar con piscina y estar lejos de los bares! Encontramos el hotel U House que nos vino muy bien. El precio es razonable y las habitaciones grandes (aunque la decoración es demasiado sencilla). Lo que más nos importaba era la piscina, y os aseguramos que aprovechamos para bañarnos a gusto! El precio es de 19€ por noche sin desayuno. Un verdadero hotel con una auténtica piscina… huele a vacaciones de Navidad!

Qué hacer en Seminyak

Hay que reconocer que en Seminyak no hay mucho que hacer. O al menos no muchas cosas culturales como solemos hacer nosotros.

Sólo hay un templo importante en la ciudad. Aparte de eso hay un montón de tiendas muy bonitas para hacer un poco de shopping, restaurantes de todo tipo (franceses, italianos, griegos…), un mercadillo, spas para disfrutar unos buenos masajes balineses, y la playa. Sólo que la playa está más bien pensada para los surferos. Si os gusta el surf, seguramente será el paraíso para vosotros!

Después de un bue paseo por la playa, os sugerimos ir a ver el atardecer con un buen cocktail o un zumo de frutas frescas, a nosotros nos encantó! El mejor lugar para hacerlo es alrededor del bar La Plancha, donde encontraréis varios bares con puffs de colores y parasoles muy chulos!

Como podéis ver,  a parte de descansar, leer, preparar las siguientes etapas de nuestro viaje y disfrutar de nuestra piscina, no hicimos mucho más! Sin embargo nos gustó mucho esta pequeña ciudad, incluso aunque sea turística. Después de la falta de confort en el volcán Bromo, encontrar hoteles con todo lo necesario no tiene precio! Y es incluso mejor cuando hay restaurantes ricos y baratos justo al lado!

Dónde comer en Seminyak

Nuestro lugar preferido sin dudas fue Moonlight Café, un bonito café-restaurante donde probamos sus deliciosos Smoothie Bowls para desayunar, y un café balinés muy bueno!

Warung Kultur: a dos pasos de nuestro hotel, el Kultur es un pequeño restaurante donde encontraréis deliciosas especialidades indonesias (sobre todo balinesas) y también pasta y otros platos occidentales. Muy rico y sobre todo barato!

Warung Rumpis: situado justo al lado del Warung Kultur, el Rumpis es un restaurante más bien local donde comimos un riquísimo Mie Goreng (fideos al estilo local). Realmente bueno y barato, también ponen platos para llevar!

Los pocos días que pasamos en Seminyak nos gustaron. El lugar es muy agradable y a la moda, perfecto para descansar y comer en restaurantes pequeños y ricos. Pero reconocemos que teníamos muchas ganas de que nuestra familia llegase para empezar a visitar la isla de Bali!

Like this?/Vous avez aimé?/Te gusta?