Kioto, la ciudad de los 2000 templos

¿Quién no ha deseado nunca descubrir Japón? Con su equilibrio perfecto entre modernidad y tradición, sus videojuegos y sus geishas, los templos de farolillos blancos y los trenes bala. Después de pasar un bonito día en Osaka, nuestra segunda etapa fue Kioto, al sureste del archipiélago y tercera ciudad más importante de Japón. ¿Queréis saber más sobre esta preciosa ciudad? Sigue leyendo, te lo contamos todo lo que visitamos en los 5 días que estuvimos allí!

Dónde dormir en Kioto

Con los precios bastante elevados de Japón, decidimos quedarnos en el K’s Backpackers Hostel, muy bien situado a 3 minutos a pie de la estación de tren de Kioto. Este albergue ha sido elegido el mejor hotel en Japón, el sexto mejor albergue de Asia y el décimo en el mundo! Escogimos una habitación compartida con otras 4 personas, y como siempre todo fue bien. El albergue además está muy bien equipado, con dos pequeños edificios separados, cocina totalmente equipada, zona de sofás con café y té a voluntad, internet de alta velocidad, lavadora y secadora, bicicletas de alquiler, cafetería y restaurante baratos. Os lo recomendamos si buscáis un lugar tranquilo y barato en Kioto!

kyoto-kioto-7

Visitar Kioto en 5 días

A continuación os presentamos nuestro itinerario en Kioto. Seguid leyendo!

Día 1 en Kioto: Mercado de Nishiki, barrio de Gion y zonas comerciales

Nuestro tren regional desde Osaka llegó a Kioto a eso de las 11 de la mañana, lo cual nos permitió utilizar la mitad del día para descubrir una buena parte de la ciudad!

El Mercado de comida de Nishiki es una larga calle cubierta en el centro de la ciudad donde encontramos montones de comida diferente. Desde cangrejos fritos y sushi hasta té en todas sus variedades, es un lugar muy sorprendente! Más de una vez nos quedamos mirando intentando adivinar qué comida servían. Si bien los precios son un poco más altos que en otras zonas menos comerciales, no dudéis en probar algunas especialidades!

kyoto-kioto-30

kyoto-kioto-31

Unos metros después de la salida del mercado, fuimos a comer al restaurante italiano Daniel’s Sole (sí, no es típico japonés, pero después de tres semanas en China nos apetecía algo más “occidentalizado”!). Nos supo súper bien! Pizza y pasta con ensaladas por un precio más que razonable. Recomendable!

kyoto-kioto-33

Con energías renovadas después de comer seguimos caminando hacia Teramachi y Shinkyogoku, dos arcadas comerciales conectadas la una a la otra. Montones de tiendas, chicas disfrazadas, vendedores con carteles enormes, pachinkos (grandes salas de tragaperras)… Un pequeño templo se deja ver tímidamente en una pequeña bocacalle. El altar de Tenman-gu (de la religión japonesa Shinto) aparece como un remanso de paz. Nos quedamos allí un ratito descubriendo la forma en la que los creyentes rezan (haciendo sonar un enorme cascabel frente al altar, dando dos palmadas, haciendo reverencias, acariciando las estatuas, etc.). Fue una bonita pausa!

kyoto-kioto-34

kyoto-kioto-35

Continuamos nuestro paseo en dirección a Gion, uno de los barrios tradicionales de Kioto, para recorrer la calle Hanamikoji Dori. Es un bonito lugar lleno de casitas de madera, restaurantes y viviendas privadas, donde además vimos un montón de mujeres vestidas de forma tradicional. La calle acaba en Kenninji Temple, un templo de madera negra y blanca que podréis visitar por 500 Yen.

kyoto-kioto-14

kyoto-kioto-15

kyoto-kioto-13

kyoto-kioto-40

Para terminar nuestro primer día en Kioto, visitamos el Yasaka Jinja, gran santuario de la zona entre Gion e Higashiyama. Está en el parque Maruyama y es un lugar perfecto para descansar un rato y disfrutar de los bonitos árboles y el ambiente tranquilo.

Día 2 en Kioto: Kiyomizu-dera, Fushimi Inari Naisha, Kyoto Station y Higashi Hongaji

Nuestro segundo día en Kioto estaba dedicado a visitar los dos lugares más representativos de la ciudad: el templo de Kiyomizu-dera en las colinas del este y el famoso Fushimi Inari Naisha con sus miles de torii (puertas) naranjas.

Kiyomizu-dera

Para comenzar el día, subimos a pie hasta Kiyomizu-dera, patrimonio mundial de la UNESCO. Fue fundado en el siglo VIII pero los edificios que se conservan hoy son del XVII. Y lo más sorprendente de todo es que no se utilizó ni un solo clavo para construir todo este conjunto de templos de madera! Entre otras muchas supersticiones (por ejemplo, antiguamente la gente se tiraba desde un balcón de 13 metros de altura para que se cumplieran sus deseos), se encuentran las piedras del amor! La leyenda dice que si una persona consigue caminar los 18 metros que separan las dos piedras con los ojos cerrados, encontrará el verdadero amor! Menos mal que a nosotros ya no nos hace falta 😉

Nos gustó el lugar pero reconocemos que nos esperábamos algo más impresionante, sobretodo sabiendo que es patrimonio mundial.

kyoto-kioto-21

kyoto-kioto-22

kyoto-kioto-23

Restaurante VegOut

Después de una pausa para un café, nos pusimos de nuevo en marcha y comimos en el restaurante VegOut, a medio camino en dirección a Fushimi Inari Naisha. Es un pequeño restaurante vegetariano con vistas sobre el río y decoración típicamente japonesa, muy bonito es ese día soleado de otoño! Comimos un Buddha Bowl (una base de arroz con mezcla de lechugas, pimientos y berenjenas a la plancha, súper rico). Os lo recomendamos si pasáis por allí!

kyoto-kioto-36

Fushimi Inari Naisha

Nuestro templo favorito hasta la fecha en Kyoto fue Fushimi Inari Naisha! Aunque está un poco lejos del centro de la ciudad, podréis llegar en metro y en bus. Es posiblemente el más representativo de la ciudad, con sus miles de puertas naranjas (llamadas torii) que recorren la montaña.

Podréis picar algo para coger fuerzas antes de entrar (hay varios puestos de comida) y pararos unos minutos a contemplar el gran templo principal (fotos no!). Después subimos la ladera de la montaña y recorrimos los pasadizos formados por los torii. Cada torii corresponde a la ofrenda de un donante al templo, y sus precios ascienden a varios millones de yen! Es un lugar mágico que merece la pena visitar sin dudas! Nos encantó además pasear por el bosque y disfrutar de la tranquilidad del lugar.

kyoto-kioto-8

kyoto-kioto-9

kyoto-kioto-10

Kyoto Station y Kyoto Tower

De camino hacia Higashi Honganji, pasamos por la estación de Kioto. Es un enorme edificio con una terraza y vistas en la parte superior. Muchos cafés y restaurantes en el interior! Y además está justo al lado de la Kyoto Tower, por lo que merece una parada express para hacer un par de fotos y tomar un café.

kyoto-kioto-11

kyoto-kioto-12

Higashi Honganji

Nuestra última visita del día fue Higashi Honganji, el templo más grande de Kioto (y además gratuito)! Llegamos unos minutos antes del cierre y pudimos visitarlo sin turistas. Los japoneses llaman cariñosamente a este templo “el honorable señor del este” (Ohigashisan). Es un lugar espacioso con un conjunto de grandes templos en madera negra. Paseamos de una sala a otra y nos encantó el ambiente! Os recomendamos pasar un ratito por allí.

kyoto-kioto-16

Día 3 en Kioto: calles tradicionales de Higashiyama y Pontocho

Para nuestro tercer día en Kioto quisimos descansar y aprovechar para pasear tranquilamente y disfrutar de un precioso día soleado de otoño. Nos dirigimos hacia Higashiyama para recorrer las calles peatonales entre Kiyomizu-dera y Maruyama Park.

Las calles son realmente preciosas, pero como se suelen llenar de gente a partir de las 11, os recomendamos que lleguéis antes para poder disfrutar y visitar algunos de los jardines escondidos entre las tiendas y las casas tradicionales!

No dudéis en meteros por las calles más estrechas y perderos un poco en el laberinto de callejuelas, es realmente precioso! Eso sí, respetad la intimidad de los vecinos si salís de la zona comercial, ya que muchos piden que no se hagan fotos de sus casas y que no se haga ruido.

kyoto-kioto-17

kyoto-kioto-18

kyoto-kioto-19

kyoto-kioto-20

Las zonas más bonitas para nuestro gusto fueron Sannenzaka, Ninenzaka y Ishibe Alley, aunque las callecitas más pequeñas merecen mucho la pena! Fue un momento zen y de tranquilidad.

Poco después seguimos caminando en dirección al Maruyama Park y encontramos un templo (no hemos conseguido encontrar el nombre, lo sentimos!) en medio de un jardín. Es un lugar apartado de los turistas y donde los japoneses del barrio vienen a rezar.

kyoto-kioto-24

kyoto-kioto-25

kyoto-kioto-26

Después atravesamos una parte del Maruyama Park y comimos en un pequeño restaurante en la calle Shijo Dori, a mitad de camino hacia Pontocho.

Pontocho es una estrecha calle peatonal con un sinfín de restaurantes y cafés. Es un lugar muy chulo y muy agradable! Pasear por allí durante el día no tiene nada que ver con la noche! Como está justo al lado del río, muchos restaurantes tienen terrazas. El regreso lo hicimos paseando a lo largo del río. Un día verdaderamente relajante!

kyoto-kioto-32

Día 4 en Kioto: Camino del Filósofo, Momijigari y Keage Incline

Nuestro cuarto día coincidió con el Día de la Cultura (3 de Noviembre), un día en el que muchos museos son gratuitos, las escuelas organizan fiestas y se celebran pequeños festivales por todo Japón. Quisimos visitar el Museo del Manga y Nijo-ji, pero ninguno de los dos estaban abiertos! Así que preferimos aprovechar el bonito sol del otoño para ver una zona más natural de Kioto: el Camino del Filósofo.

El Camino del Filósofo de Kioto es un bonito camino peatonal que transcurre junto a un canal rodeado de cerezos y robles. Aparentemente, un famoso filósofo japonés (Nishida Kitaro) solía pasear por este sendero durante sus meditaciones (de ahí viene el nombre del lugar!).

Nosotros tuvimos la suerte de estar en Japón en otoño, el momento en el que los árboles comienzan a cambiar de color. ¿Sabíais que los japoneses utilizan la palabra “momijigari” para decir “viajar persiguiendo las hojas de roble rojas en otoño”? Es un espectáculo tan bonito que han creado su propia palabra! Aquí os dejamos unas fotos para que disfrutéis de los colores del otoño. Allí hicimos un pequeño picnic de sushi!

kyoto-kioto-5

kyoto-kioto-6

Siguiendo dirección sur, nos encontramos con Nazen-ji, un magnífico complejo de templos por el que también circula un antiguo acueducto. Nos encantó el lugar! La entrada es libre y los colores de los árboles bajo el sol de otoño eran preciosos!

kyoto-kioto-27

Un poco más adelante llegamos a Keage Incline, una antigua vía de tren reconvertida en parque. Ya habíamos visto algo parecido en Nueva York. Esta inclinadísima vía de tren (15 grados de desnivel) era en realidad una conexión que permitía a las antiguas barcas (que transportaban soja, agua potable y arroz) llegar desde el canal hasta el río. Ahora, Keage Incline recibe miles de visitantes, sobre todo en primavera para visitar sus 90 “sakura” (cerezos en flor).

kyoto-kioto-37

kyoto-kioto-38

Para acabar nuestro día, fuimos paseando a través del Maruyama Park desde el norte hasta el sur, y  caminamos junto al rio de regreso al hotel.

kyoto-kioto-4

Día 5 en Kioto: Arashiyama

Queríamos terminar nuestra estancia en Kioto disfrutando de sus alrededores. Las opciones son variadas, ya que la provincia de Kansai tiene lugares preciosos (Nara, Hiroshima, las montañas alrededor de Kioto…). Nosotros elegimos visitar la zona de Arashiyama, al noroeste de Kioto y accesible en bus (línea 28 desde Kyoto Station). Gran acierto!

Arashiyama es el nombre de la montaña, y también del barrio adyacente. Nos encantó esta zona por su frescura, el río y los bosques que lo rodean!

Los lugares más bonitos de Arashiyama son el Bamboo Forest (bosque de bambú), el Tenryu-ji Temple (que no visitamos porque su precio es exagerado) y el paseo por el río. Nosotros empezamos visitando algunos pequeños templos alrededor de Tenryu-ji y poco a poco fuimos hacia el Bosque de Bambú. El bosque es realmente impresionante, los bambús tienen unos 15 metros de altura y la sombra que dan es increíble! Cuidado a los que teman las arañas hay muchas enormes ! A pesar de que al principio del camino encontramos bastantes turistas (al fin y al cabo, Arashiyama es la segunda zona turística de Kioto), poco a poco el lugar fue haciéndose más tranquilo y silencioso. Caminar entre los bambús fue un momento extraordinario, y no creemos que se pueda disfrutar de algo así en otra parte del mundo!

kyoto-kioto-1

Entre los caminos del bosque descubrimos algunos pequeños templos y casas muy bonitas. Después volvimos a dirigirnos hacia el río atravesando las calles más concurridas (con sus tiendas y sus restaurantes).

Después de hacer un picnic junto al río y disfrutar del sol de otoño, paseamos un rato a lo largo de la ribera remontando el río (un lugar mucho más tranquilo ya que poca gente pasa por aquí). Allí vimos las barcas tradicionales subir y bajar. A la derecha del paseo encontramos un pequeño sendero de escaleras que subía por la montaña. Decidimos subir y explorar un poco la zona y… qué preciosa sorpresa! Arriba del todo encontramos un mirador con una vista preciosa sobre una zona salvaje del río, por donde además pasa el famoso tren romántico (un antiguo tren que hoy hace un pequeño trayecto entre los bosques).

kyoto-kioto-2

kyoto-kioto-3

Nuestro día en Arashiyama fue tranquilo y muy relajante, un día en la naturaleza que nos sentó muy bien y que marcó una preciosa despedida de esta bonita ciudad! Sí, podemos decir que los dos estuvimos encantados con Kioto. Nos pareció una ciudad muy interesante, con cientos de cosas que ver y hacer, adaptada al turismo y que ha sabido conservar su encanto y su historia. Gracias Kioto por estos maravillosos 5 días! Siguiente etapa, Tokio!

 

Like this?/Vous avez aimé?/Te gusta?