Nuestro itinerario de 5 días en Pekín

Ah China! Gran imperio del Este, un país capaz de combinar comunismo y consumismo, coches de lujo y carretas, el tren el más rápido del mundo y una de las ciudades más contaminadas. Como ya os habíamos dicho en nuestro artículo sobre nuestra llegada a China, los contrastes son parte del encanto de China, y nuestra primera etapa en el país del té y las imitaciones nos lo iba a confirmar! Os proponemos descubrir nuestro itinerario de 5 días en Pekín, capital de China.

Dónde dormir en Pekín

Pekín es una ciudad enorme, y los monumentos a visitar están un poco alejados unos de otros. Por eso la mejor opción será buscar un alojamiento cerca de la Ciudad Prohibida y al mismo tiempo cerca de una parada de metro. Nosotros elegimos el Beijing Saga International Hostel. Es un albergue muy completo, limpio, bien situado, con Wi-Fi y bar-restaurante. Todo lo necesario con camas cómodas, habitaciones privadas y compartidas. Si buscáis alojamiento barato y de buena calidad en Beijing, os lo recomendamos!

Día 1 en Pekín: El Templo del Cielo

Después una buena noche reparadora contra el jetlag, decidimos ir a visitar el Templo del Cielo. Teniendo en cuenta que todavía estábamos un poco cansados, nos propusimos pasar un día bastante tranquilo para poder disfrutar cada visita, así que el programa del día era visitar el Templo del Cielo.

Para descubrir lo mejor posible la ciudad decidimos ir a pie hasta allí. El templo se encuentra a una hora y media del albergue, pero no nos importó porque cuando viajamos nos gusta caminar.

Subiendo la calle del hotel nos cruzamos con un museo sobre la vida en los hutongs donde nos paramos a echar vistazo.

pekin-beijing-3

pekin-beijing-2

Recorrimos las avenidas Dongdan y Chongwenmen para subir hacia el templo. Pudimos descubrir unas avenidas ENORMES, muchas tiendas de todo tipo de objetos y mucho tráfico (los chinos tienen el claxon siempre a mano!). Nos sorprendió ver que muchos scooters y motos son eléctricos, para la cantidad de tráfico no había tanto ruido!

Llegando al templo recibimos un mensaje de la amiga de un amigo, con la que íbamos a visitar el templo, para darnos cita a las cuatro de la tarde. Desgraciadamente para nosotros sólo eran las 12, así que aprovechamos que estábamos al sur de la ciudad para ir a la estación Sur de Beijing. Teníamos que comprar unos billetes de tren para el lunes siguiente (en dirección a Nanjing, para leer el articulo haz clic aqui).

Llegando a la estación nos quedamos sorprendidos de su tamaño, es verdaderamente enorme y no es nada fácil ubicarse. Todo está escrito en chino y casi nada en inglés. Tratamos de pedir ayuda pero nadie hablaba inglés (ni francés, ni español, ni ninguna otra lengua aparte del chino). Acabamos por comprender que había que subir al segundo piso para comprar los billetes. Al llegar, en un lateral, un enorme tablero luminoso de horarios en chino. Como no entendíamos nada, decidimos ponernos en la fila y preguntar en la taquilla. El problema es que había por lo menos 10 taquillas con muchísima gente! Pero así es China, y esperamos.

Después de varios minutos de espera llega por fin nuestro turno, y la mujer nos dice «English last one», lo que quiere decir que tenemos que volver a hacer fila pero para la última taquilla… Yupi! Estamos contentos y sobre todo no tenemos hambre con el camino que acabamos de hacer, pero preferimos comprar los billetes y estar tranquilos después.

En esta última taquilla la mujer comprende bien nuestras preguntas, pero cuando vamos a pagar nos dice que acepta solo el efectivo y nosotros vamos a pagar con tarjeta de crédito (viendo el precio de los billetes es preferible pagar con tarjeta 880RMB por los tickets, ya que nuestro banco no nos cobra comisiones en el extranjero). Así que hale, hay que hacer por tercera vez la fila y al final lo conseguimos!

pekin-beijing-1

Después de dos horas que se han pasado volando, hay que encontrara algo de comer, lo que va a ser algo complicado. El punto positivo es que en el lugar donde estamos hay por lo menos 15 restaurantes, pero buscamos uno con fotos (si no, no entendemos nada) y también con los precios en el menú. Al final encontramos uno donde ponen una sopa de tallarines y verduras, bastante bueno!

Con energías renovadas, tomamos el metro hasta el Templo del Cielo, donde nos espera una amiga.

Por fin la visita puede comenzar, pero antes de todo un poco de historia sobre este monumento. El Templo del Cielo, que se llama también Tian Tan, fue construido entre 1406 y 1420 bajo el reinado del emperador Yongle (dinastía Ming), quien también hizo construir la Ciudad Prohibida.

pekin-beijing-6

En la China antigua, el emperador era considerado como “el hijo del cielo”, y debía hacer respetar el orden sobre la tierra respetando la unión con la autoridad celeste. El templo refleja el poder del emperador a través de diferentes símbolos (por ejemplo las filas y columnas de 9 clavos dorados sobre las puertas, el número de escalones en las escaleras y muchos más).

pekin-beijing-5

El recinto del Templo del Cielo es cuadrado en el sur (representando la tierra) y la redondo en el norte (el cielo).

Nos gustó mucho el Templo del Cielo, es realmente muy bonito y el parque con sus numerosos árboles le da todavía más encanto. Forma parte del patrimonio mundial de la UNESCO desde el 1998.

pekin-beijing-4

Día 2 en Pekín: La Ciudad Prohibida y el parque Beihai

Empezamos el día visitando la plaza Tian’ anmen. Nos sorprendió de ver tanta gente a las 10 de la mañana. Hay que hacer cola para llegar a la plaza porque hay controles de seguridad que verifican las mochilas y bolsos. La plaza en sí misma no tiene nada especial, es enorme (como todos los monumentos en China por cierto), está abarrotada de gente, hay composiciones de flores gigantes, unas columnas al fondo, el mausoleo de Mao… Desde la plaza se pueden hacer bonitas fotos de la entrada de la Ciudad Prohibida.

Tian’anmen quiere decir «la puerta de la Paz Celeste», y se llama así porque se encuentra en la entrada de la Ciudad Imperial. Es la cuarta plaza más grande del mundo! Pero sobre todo es conocida por los numerosos acontecimientos que ocurrieron aquí en la historia de China, particularmente los cambios de gobierno. A nivel internacional, es conocida por las manifestaciones que se produjeron allí en 1989.

pekin-beijing-15

Después de haber visto la plaza nos dirigimos (con dificultad) hacia la Ciudad Prohibida.

¡Más vale que no seáis agorafóbicos para visitar estos lugares qué están totalmente atestados de gente!

pekin-beijing-9

Una vez dentro de la Ciudad Prohibida, el precio de entrada es de 60 RMB (por persona). El lugar es verdaderamente magnífico e imponente, una vez más nos asombró el tamaño de los monumentos, avenidas, templos etc… Por una parte mejor que todo sea grande porque hay una cantidad de gente terrible! ¿Igual teníamos que haber llegado a las 9 a la hora de apertura?

Comenzamos la visita a nuestro ritmo. En el mismo lugar donde venden los tickets es posible alquilar audioguías o hay también unos guías turísticos que proponen sus servicios en inglés.

La Ciudad Prohibida fue construida bajo las órdenes de Yongle (dinastía Ming) entre 1406 y 1420. El palacio se extiende sobre 72 ha y es uno de los palacios más antiguos y mejor conservados de China! Durante la visita, se pueden ver templos, museos que conservan tesoros imperiales de la civilización china y muchas obras de arte (pinturas, instrumentos de músicas, bronces y cerámicas).

¡ Hay que caminar bastante porque la visita es larga, más o menos 3 horas para ver todo pero vale la pena, es muy bonito!

pekin-beijing-10

pekin-beijing-12

pekin-beijing-11

Si acabáis la visita al norte de la Ciudad, y si sois valientes y la visibilidad es buena (no fue nuestro caso), subid a Jingshan Park, porque hay una vista magnífica sobre el conjunto de la Ciudad.

Después de esta bonita visita, en el noroeste de la Ciudad se encuentra el parque Beihai donde fuimos a comer y pasamos el principio de la tarde.

pekin-beijing-7

El parque Beihai es un jardín imperial de más de 1000 años de antigüedad (su construcción comenzó en el siglo X). Se extiende sobre 68 ha alrededor del lago y contiene numerosos edificios históricos (templos y palacio).

Es un verdadero paraíso en medio de esta capital hirviente. Pudimos pasear allí tranquilamente, pararnos para comer y beber algo y descubrir rincones de paz.

El precio de la entrada del parque es de 10RMB y está abierto de 6.30am a 8pm.

pekin-beijing-8

Nos gustó mucho la visita, lo aconsejamos si buscáis un lugar para relajaros y estar un poco tranquilos sin mucha gente.

Día 3 en Pekín: Gran Muralla de China

Hoy era un día importante de nuestra estancia en Pekín: íbamos a visitar la Gran Muralla! Para esta visita habíamos leído muchas opiniones diferentes para saber qué parte de la muralla visitar, con qué agencia ir o bien irnos por nuestra cuenta, etc…. Encontramos tanta información contradictoria que nada estaba claro en nuestra cabeza. Sólo sabíamos que no queríamos ir a la sección de Badaling (es el único lugar que todo el mundo desaconseja porque hay demasiados turistas)! Vimos en nuestro albergue las diferentes excursiones que proponían, preguntamos bastantes cosas y por fin nos decidimos, iríamos a Mutianyu!

Tuvimos que reservar la tarde anterior. La excursión incluía el desayuno, el transporte en microbús hasta el pie de la montaña, la comida del mediodía y la vuelta hasta el albergue.

Mutianyu se sitúa a 70 km al norte de Pekín, esta parte de la gran muralla comenzó a ser construida a mediados del siglo VI bajo la dinastía Qi del Norte. La Gran Muralla en Mutianyu tiene la mayor envergadura y la mejor calidad con respecto a todos los otros sectores de la Gran Muralla. Esta sección posee características únicas que otras partes no tienen, como tres miradores (uno principal y dos pequeños a los lados), y el hecho que está rodeada de bosques y de arroyos.

Nos despertamos a las seis y media para una ducha rápida, el desayuno nos esperaba abajo a las 7. ¡Preparamos nuestras mochilas con ropa para taparse, agua y sobre todo la cámara de fotos!

Salida a las 7 y media. El minibús llegó. Estábamos cerca de 10 personas, lo que nos iba muy bien, y había un guía que hablaba inglés (¡atención con acento chino! No entendimos todo, lo reconocemos). El trayecto fue muy bien, cerca de una hora y media, y descubrimos los alrededores de Pekín, pero nada especialmente bonito. Eso sí, nos sorprendió la contaminación! Cuando caminábamos por las calles no nos dimos cuenta, pero en coche por la autopista no se veían los edificios a 200 metros, era impresionante!

Al llegar a Mutianyu, el guía nos hizo un resumen sobre las opciones para subir hasta la Gran Muralla (a saber, en funicular o a pie) y de ahí cada uno se fue por su parte durante las siguientes 3 horas.

¡Nosotros decidimos superarnos y hacerlo a pie! Aunque después de 5 minutos de subir escalones ya estábamos sin respiración, queríamos llegar hasta arriba, así que nos motivamos y subimos!

Después de muchos esfuerzos y 40 minutos de subida la vimos por fin! ¡La Gran Muralla de China! Olvidamos los sudores, y de pronto nos sentimos felices de estar allí. Es bonita, inmensa y además no hay mucha gente! Teníamos miedo de encontrarnos con mil autobuses enteros de turistas pero estábamos contentos de ver que habíamos escogido la buena excursión!

pekin-beijing-19

Decidimos continuar nuestra marcha sobre la antigua muralla (vimos ambas partes, la más antigua y la más reciente), nos tomamos nuestro tiempo, hicimos fotos, lo pasamos de maravilla!

pekin-beijing-22

pekin-beijing-21

pekin-beijing-20

Hacia la una de la tarde nos juntamos con el grupo para una comida típicamente china. No vamos a conseguir deciros todo lo que comimos (porque no lo sabemos nosotros mismos), pero teníamos 10 platos: había unos platos solamente de verduras, otros de pollo con setas, patatas, etc. Todo acompañado de arroz. Comimos bien y pudimos conversar con otros miembros del grupo, fue agradable.

Durante el trayecto de vuelta, estábamos tan cansados que nos dormimos como bebés!

De vuelta hacia las cuatro y media al hostal decidimos salir a pasear hacia la calle peatonal Wangfujing Street para ver los souvenirs y las menudencias que se venden en Beijing. Es una calle muy animada, hay mucha gente y muchas tiendas. Como el sol se escondía temprano pudimos ver la calle iluminada con todas las publicidades, fue genial!

pekin-beijing-23

Hacia el final de la calle encontramos el “Old Market”, un mercado cubierto enorme! Encontramos de todo: recuerdos, peines, vestidos, etc. Paseamos por sus callejones hasta caer sobre la famosa “Snack Street” que es una calle llena de stands de comida. ¡Una vez más encontramos de todo (escorpiones, cabezas de pato, pies de gallina – sí, un poco chocante para nosotros europeos!)! Pero hay que reconocerlo si no sabemos lo que hay en los platos no nos da ganas de probarlo. ¡Afortunadamente al final de la calle probamos este rollito de primavera vegetariano que nos gustó mucho!

pekin-beijing-24

pekin-beijing-25

Después de este día genial pero agotador regresamos a descansar.

Día 4 en Pekín : Palacio de Verano

Para nuestro cuarto día en Pekín, descansamos todo lo que necesitábamos! Antes de salir a visitar decidimos pasar al banco para cambiar nuestros euros y allí…. Hicimos cola durante 1 hora! Como era sábado, había menos empleados que clientes así que no nos quedó de otra que esperar, y como el domingo los bancos no están abiertos teníamos que tomar el dinero el mismo día. Desafortunadamente, además de no tener muchos empleados, qué lentos son los chinos!!!

Después de este rato un poco pesado nos fuimos para el Palacio de Verano. Al llegar, fuimos a por billetes para entrar: hay dos opciones, la entrada de 30 yuanes con acceso al parque pero no todos templos del interior, y la de 60 yuanes donde todo está incluido. Habíamos leído las recomendaciones de ciertos bloggers que sugerían comprar la de 60 pero tomamos la otra. Pensamos que sería mejor tomar la de 30 yuans, y después pagar solamente la entrada de los templos que pudieran interesarnos.

pekin-beijing-26

¡Pasamos más de 3 horas visitando este parque inmenso! ¡Es realmente muy bonito!

Es el parque real más grande de China y sobre todo el mejor preservado! En el parque hay templos, jardines, el lago ” Kunming “, galerías, el palacio, el barco de mármol, la Colina de la Longevidad sobre la cual se encuentra el Pabellón de las Fragancias Búdicas… Es un lugar perfecto para los viajeros, al aire libre y repleto de historia china. También forma parte del patrimonio mundial de la UNESCO desde el 1998.

pekin-beijing-27

pekin-beijing-28

pekin-beijing-29

pekin-beijing-30

Al final caminamos mucho pero valió la pena, y ni siquiera nos dimos cuenta que nuestro ticket de entrada estaba “restringida”. Sólo habríamos añadido un palacio a 10 yuanes.

Por la noche, fuimos a cenar tallarines con cacahuetes y ravioles (dumplings) fritos (los tallarines estaban deliciosos, pero reconocemos que preferimos los ravioles al vapor). ¡Luego a la cama porque el día siguiente íbamos a visitar uno de los lugares más encantadores de la capital!

Día 5 en Pekín: Templo de los Lamas y Hutongs

Tomamos el metro para ir al Templo de los Lamas (o templo Yonghe). Se sitúa en el nordeste de Pekín, y es el templo budista tibetano más famoso fuera del Tíbet!

Este templo es diferente de los otros que pudimos visitar en Pekín. Es un lugar de oración y no una atracción para turistas. Muchos chinos vienen aquí para quemar incienso en homenaje a Buda y rezar sus oraciones.

Como de costumbre, en el conjunto arquitectónico hay diferentes templos, y el más conocido está al fondo del conjunto con una estatua de Buda gigantesca tallada en una sola pieza. También hay unas salas con obras de arte, cerámica, joyas y trajes de la época.

pekin-beijing-37

pekin_beijing_401

pekin_beijing_381

pekin_beijing_391

Nos gustó mucho el Templo de los Lamas, es un lugar agradable, mucho más tranquilo que otros, con monjes budistas. Hay tanto incienso que nuestra ropa olió a humo todo el resto del día!

Luego pasamos en frente del templo de Confucius y el colegio Imperial, pero no nos paramos. A mediodía comimos una ensalada de setas y una sopa de tallarines (para nuestro gusto no estaba demasiado rica!).

pekin-beijing-32

Luego fuimos a pasear por unos hutong. Un hutong es un conjunto de calles y de callejones, normalemente con una atmósfera de pueblo y bastante tradicional. Son específicos de Pekín y existen desde hace más de 700 años! Hutong quiere decir “pozo”, que era un elemento indispensable en la época. Por eso los callejones se construyeron poco a poco alrededor de los pozos para formar los hutong. Con la llegada del turismo en masa, el gobierno comenzó a destruir los antiguos hutong en mal estado para construir otros nuevos bastante llamativos y comerciales. Decidimos visitar ambos tipos: los antiguos y los modernos, y nos gustaron los dos!

Además os recomendamos visitar los dos porque el ambiente es muy diferente en cada uno de ellos. Para la parte moderna, visita a Wudaoying y Nanluoguxian, y para la parte antigua Shijia y Boafang.

pekin-beijing-36

pekin-beijing-35

pekin-beijing-34

pekin-beijing-33

El sexto día tomamos un tren para ir hasta Nanjing. ¡Estamos preparando un artículo sobre los transportes en China que podréis leer pronto! También estamos escribiendo nuestro artículo sobre Nanjing, hermosa ciudad a medio camino entre Beijing y Shanghai, que llegará lo antes posible!

Una respuesta a “Nuestro itinerario de 5 días en Pekín”

  1. Excelente. Muy completa la información que dais. Apetece ponerse en camino. Las fotografias son muy bonitas. Parecen imposibles las dimensiones de esa ciudad. La cultura china es muy colorista y atractiva.

Comentarios cerrados.