Huaraz, un pequeño paraíso en las alturas de Perú

Después de quedarnos unos días en Lima, capital de Perú, nos pusimos de nuevo en camino hacia el norte en dirección de Huaraz. Huaraz es un pequeño paraíso en la cordillera de los Andes. La ciudad es famosa sobre todo porque desde aquí se pueden empezar varias rutas de senderismo y montañismo. También se la llama “la pequeña Suiza de los Andes” por su increíble panorama. Nosotros decidimos quedarnos allí unos días para disfrutar de la naturaleza después de unos cuantos días en Lima.

Cómo llegar a Huaraz

Nosotros cogimos un bus de la compañía Oltursa por 35 soles por persona (unos 10€). El trayecto dura 8 horas y hay buses tanto de día como de noche. El bus es muy cómodo, nos dieron de comer y de beber, y hasta tuvimos conexión WiFi (que no funciona siempre), y el personal es amable. Os recomendamos esta compañía para este trayecto.

Dónde dormir en Huaraz

Nosotros elegimos un airbnb. Pues sí, después del choque en nuestro hostal de Lima, preferimos probar suerte en un AirBnb y tuvimos razón de hacerlo! Nos quedamos a dormir en casa de Luis y el alojamiento estaba muy bien. Dos camas grandes, una ducha (caliente), una cocina  y una terraza con unas vistas increíbles hacia la cordillera. ¡No podíamos pedir más!

 Qué hacer en Huaraz

Día 1 en Huaraz: visita de la ciudad

En principio habíamos venido a Huaraz porque desde aquí se puede hacer varios treks en los Andes y hay cosas que visitar alrededor. Ya que la ciudad está a 3052 metros sobre el nivel del mar, decidimos que el primer día nos lo íbamos a tomar con tranquilidad para aclimatarnos a la altitud y visitar la ciudad.

Así que fuimos a dar un paseo por la Plaza de Armas, que siempre está animada. Allí vimos a la gente local con sus llamas y sus trajes tradicionales… nos sentimos de lleno en Perú! Después nos dirijimos hacia la catedral y la calle comercial (es imposible no verla, es la más grande de la ciudad). La ciudad no es enorme, así que quisimos tomarnos nuestro tiempo e ir despacio. Después fuimos a ver el mercado local con todlas frutas y verduras del país, un lugar con mucho colorido y muy animado!

También quisimos aprovechar para reservar nuestro trek del día siguiente. Contratamos la agencia Sechin Tours, ya que queríamos ver el Glaciar Pastoruri a cualquier precio. El precio de la excursión fue de 40 soles por persona para todo el día, pero negociamos 35 (unos 10€). Hay montones de agencias diferentes. La nuestra nos gustó pero seguramente hay otras mejores (y peores). No dudéis en compartir vuestra experiencia con nosotros en la sección de comentarios.

Así que esa noche volvimos pronto al apartamento para hacernos la cena y dormir temprano, para estar en forma para el día que nos esperaba a la mañana siguiente!

Día 2 en Huaraz: Glaciar Pastoruri

Después de una buena noche (aunque un poco fresca), teníamos cita a las 9.30 de la mañana en la plaza de donde salen todos los buses. Teníamos 70 kilómetros de viaje para llegar al Pastoruri, pero nos iba a costar 3 horas porque haríamos varias paradas por el camino.

Antes de empezar, el guía nos cayó muy bien, todo el mundo hablaba español en el bus así que genial. Nos dió un montón de consejos con respecto a la altitud, ya que íbamos a montar a más de 5000 metros (tanto que incluso nos asustó un poco). Pero tuvo razón de hacerlo porque no hay que tomarse el mal de altura a la ligera!

Nuestra primera parada fue en un pequeño restaurante local, donde nos dieron un mate de coca para evitar el mal de altura, y una pastilla contra el mal de altura por si acaso. Nos dieron un pequeño desayuno, ya que recomiendan no comer mucho antes de subir en altitud (excepto si queréis vomitarlo todo). Nuestro guía nos recomendó también reservar la comida porque al regreso haríamos una parada en el mismo restaurante.

Después de este pequeño descanso, volvimos a la carretera atravesando la Cordillera Blanca y el departamento del Ancash. Llegamos a la entrada del Parque Nacional de Huascarán, donde pagamos una entrada de 10 soles por persona (3€) para poder acceder (fue el único extra de todo el día). El parque contiene la cadena de montañas tropicales más alta del mundo, y una de las mayores biodiversidades de Perú.

Hicimos una primera parada para ver las aguas gasificadas de la zona. Paramos en medio de un panorama tan bonito que nos cortó el aliento, en medio de la Puma Pampa, para descubrir una fuente de aguas gasificadas naturales.

Alrededor de nosotros vimos un montón de plantas enormes, unos cactus de formas muy especiales. Eran “puyas raimondi”, unos cactus gigantes que florecen una vez cada 3 años. Su tamaño es impresionante!

Volvimos al bus para atravesar este valle magnífico, y volvimos a parar para ver una fuente de aguas de colores. Según la posición del sol, el color del agua cambia, y es posible ver hasta 6 colores diferentes en función del tiempo. Es precioso.

Y por fin el bus llegó al parking para ir a ver el Glaciar Pastoruri.

Después de escuchar las recomendaciones del día, nos pusimos a caminar muy despacio para estar seguros de llegar hasta arriba. Por si mismo, el camino no es difícil, sólo hay que caminar 1 hora y lo mismo para volver. Pero lo complicado es la falta de oxígeno! Sentíamos que íbamos al ralentí, que nuestras piernas no funcionaban como queríamos, y que si nos girábamos rápido se nos iba la cabeza! Así que fuimos realmente muy despacio y haciendo pequeños descansos para beber agua regularmente. Los últimos metros de subida se hicieron realmente difíciles, pero cuando empezamos a ver el espectáculo visual… guaaau, es impresionante!!

Al llegar arriba, junto a los pies del Glaciar Pastoruri, el viento era mucho más frío que abajo, pero el paisaje es precioso! Fue el primer glaciar que veíamos durante nuestra vuelta al mundo, y era realmente magnífico! El glaciar está a más de 5000 metros de altitud, pero por desgracia el cambio climático hace que se esté fundiendo a pasos agigantados, y dentro de apenas unos pocos años ya no quedará nada del glaciar.

Al regreso sólo hicimos una parada en el restaurante para comer (y lo necesitábamos porque eran ya las 4 de la tarde y teníamos hambre!). Comimos una sopa y un plato típico, el levantamuertos, a base de cereales y verduras, muy rico!

Pasamos un día genial, el camino no fue demasiado difícil y los paisajes que vimos nos dejaron totalmente maravillados!

Día 3 en Huaraz: un intento de trek en solitario

Para nuestro último día en las alturas en Huaraz, nos despertamos un poco más tarde así que decidimos intentar hacer un trek en solitario. Habíamos encontrado un sitio en internet donde recomendaban una caminata para hacer en autonomía no muy lejos de la ciudad, así que nos pusimos en camino. Pero empezamos a subir, a subir, a subir… y los lugares por los que pasábamos nos parecían cada vez más peligrosos (perros callejeros, gente que nos miraba de forma rara, barrios que parecían ghettos…). Así que nos dimos media vuelta y nos quedamos a dar un paseo por la ciudadm porque sinceramente no nos sentíamos muy seguros por allí!

Dónde comer en Huaraz

Nosotros comimos en el Trivio Resto Bar, un restaurante bastante chulo en el que los ingredientes son ecológicos. Comimos por muy poco dinero y servicio fue agradable. El menú cambia muy a menudo porque los productos son frescos y de temporada. Y además el WiFi funciona bastante bien, lo cual es un punto a favor en Huaraz!

Conclusión de nuestro paso por Huaraz

Los días que pasamos en Huaraz nos sentaron muy bien. El panorama es sencillamente precioso, y aunque la ciudad por sí misma no tiene nada de especial, las posibilidades alrededor la convierten en un lugar imperdible! Y ahora, dirección norte en busca de nuevas aventuras!

Like this?/Vous avez aimé?/Te gusta?